La historia de Rufo, el perro callejero de Oviedo, que cuenta con su propia estatua.

Rufo, el perro callejero que se ganó el corazón de todos los ciudadanos de Oviedo.

Conoce la historia de Rufo, un perro cruce de mastín y pastor alemán que apareció en Oviedo en 1988 y durante veinte años formó parte del corazón de la cuidad, dejando una huella en los corazones de los habitantes e la ciudad asturiana.

pacma

Rufo era vagabundo, pero Oviedo era su madre adoptiva, el animal vivía en la calle pero todos los ciudadanos lo ayudaban y amparaban. Jamás le faltaron comida y caricias y en invierno se cobijaba en los portales calientes de la ciudad.

El Ayuntamiento se encargaba de vacunarle, desparasitarle y darle un buen baño de vez en cuando.

pacma

A Rufo le encantaba estar con la gente y allí donde había una acumulación de gente, estaba Rufo. Siempre se le veía en manifestaciones, reuniones, fiestas... Incluso se coló en una foto del Gobierno de Pedro de Silva. 

pacma

Los ovetenses le tenían tanto cariño que una vez fue capturado y llevado a la perrera municipal y los ciudadanos se enfadaron  tanto  que fue puesto nuevamente en libertad

pacma

Cuando Rufo se hizo viejito, solicitaron al alcalde de Oviedo, la posibilidad de llevarlo al albergue donde pasó los últimos años de su vida.

pacma

No se sabe la edad que tenía cuando murió, pero el 21 de septiembre de 1997 Rufo nos abandonó “Fue la noche de San Mateo. Estábamos en el albergue dos personas porque los perros suelen alborotarse con los fuegos. Se puso muy malito y nos lo llevamos de urgencia a la clínica. Pero todo estaba colapsado, no podíamos pasar”, comenta Froilán . Horas después murió por un fallo renal.

pacma

Hoy en día, muchos ovetenses echan de menos al icónico perro de la ciudad.

hiveminer

Así que en 2014, a través de la plataforma change.org, se inició una recogida de firmas para que fuese recordado por los ovetenses, en forma de estatua, ya que Rufo representaba ejemplo perfecto de una sociedad en la que los animales forman una parte importante de la sociedad y son cuidados y respetados.

hiveminer

Casi 7 mil firmas apoyaron la solicitud al Ayuntamiento de Oviedo y finalmente la estatua, como reconocimiento a Rufo y a todos los animales callejeros, fue finalmente inaugurada el 21 de Septiembre de 2015, coincidiendo con el aniversario de su muerte y con el patrón de la ciudad, San Mateo.

hiveminer

¡Rufo por fin tiene su estatua, en la cuidad que lo amó!

Publicado en 24.03.2017 / 11:29 by LikeMag Team