Mete la cáscara del limón en la olla, en lugar de tirarla a la basura!

Los limones son un alimento muy beneficioso para la salud. Su cáscara contiene de 5 a 10 veces más nutrientes que su zumo y su pulpa.

 

La cáscara del limón contiene una cantidad de sustancias muy valiosas para tu salud, y contiene de 5 a 10 veces más nutrientes que su zumo.

Tiene mucha vitamina C, ácido cítrico, ácido málico, flavonoides, calcio, magnesio y potasio.

El limón es uno de los frutos más populares y no podemos imaginar sin él, muchos platos. ¿Todavía podemos contarte algo más sobre el limón que te sorprenda?

Cuando pensamos en el limón, siempre pensamos en tomarlo exprimido. La piel generalmente la solemos tirar. Esto es un error! La parte más valiosa del cítrico siempre termina en la basura... Es hora de poner fin a esto!!

Prepara un maravilloso jugo de limón con sus pieles.

pixabay

Este agua de piel de limón posee las siguientes propiedades:

pixabay
  • Disminuye el colesterol malo y la presión arterial alta, ayuda en la limpieza de los vasos sanguíneos
  • Ayuda a la digestión y es un gran aliado contra las flatulencias.
  • Protege el hígado, ayudando a la eliminación de toxinas y otras sustancias nocivas.
  • Tiene propiedades alcalinizantes, ayuda a mantener el pH de los niveles normales del cuerpo.
  • Fortalece el sistema inmunológico, que tiene un efecto profiláctico.
  • Tiene fuertes propiedades purificantes, se acelera el metabolismo y favorece la pérdida de peso.
  • Inhibe el crecimiento de células tumorales.
pixabay

 

Para preparar este jugo de piel de limón es muy sencillo:

Lava bien la piel del limón y metelo en una licuadora, añade 2 tazas de agua, y si te gusta, puedes añadir un poco de miel.

Y ya tienes una estupenda bebida con fuertes propiedades purificantes. Y por cierto... esta muy sabroso!

pixabay

Para el otoño e invierno, la mejor solución sería cocinar un caldo con las pieles de limones.

pixabay

Debes utilizar 2 limones bien lavados (preferiblemente orgánicos), se añade 1 litro de agua hirviendo y lo dejamos cocer durante 15 minutos. Cuando este hirviendo, añadir el zumo de los dos limones y una vez pasado este tiempo, y cuando esté tibio, añadir una cucharada de miel.

La cáscara del limón debe estar bien limpia antes de utilizarla.

pixabay

La piel del limón también se puede rallar. Es importante lavar bien antes el limón, y  si lo metes al congelador durante unas horas antes, será más fácil poder rallarlo.

Puedes utilizar esta ralladura para dar sabor a tus ensaladas, añadir aroma al pescado al horno o utilizarlo para tus postres y bebidas. Mantelo en el congelador en un envase cerrado y siempre lo tendrás listo para utilizar.

 

Publicado en 31.10.2016 / 10:49 by Marieli Sáenz